Leído en la red

Ramón Palomar, como siempre, acertando de pleno.
Los plantones curten

Se trataba de una bonita historia de amor empalagoso, límpido, puro, interplanetario. Sonaba la repugnante melodía de 'Love Story'. Los ángeles del cielo afinaban sus arpas. Pero la prosperidad de los amoríos necesita que los presuntos enamorados se inicien en la stendhaliana fase de la cristalización del amor, y los asuntos de las pasiones nunca pueden ser unidireccionales porque entonces todo desemboca en el onanismo mental y egoísta y, claro, no es lo mismo.
Obama, guapo mozo que siempre lee sus discursos amparado por las pantallas trasparentes, acaba de plantar a nuestro Zapatero, con lo cual hemos pasado de ser la reina del instituto al friki de la clase que se queda sin pareja cuando el baile de fin de curso. Llora la Pajín ante esta injusta zancadilla de la Historia, gimen las niñas góticas ante la foto perdida porque esta vez se iban a disfrazar de señorita sureña con corpiño de 'Lo que el viento se llevó', balbucea la vicepresidenta Fernández harta de tanto mondongo y tanta mala suerte. La 'baraka', o sea ese rayo celestial que te protege con su chute de buena suerte, ha abandonado a Zapatero. Pero no importa. ¿Acaso no hemos recibido todos plantones que nos devastaron el alma en aquellos tiempos adolescentes? No puedo olvidar la cara de panoli que compuse cuando una novieta me dejó tirado en la puerta del fallecido cine Serrano. Yo contaba catorce primaveras y lo recuerdo como si fuese ayer. La chica me cambió por un imbécil que poseía una Vespa roja, y me avisó a los dos días. Pero aquel plantón me curtió porque adquirí un primer blindaje sentimental. Tranqui, Zapatero, los noviazgos preñados de dificultades luego se agradecen más. O no: jamás volví a ver aquella princesita.

Fuente: El PaloBlog
Que no llore mucho Zapatero, que ya lloramos suficiente los españoles.

Saludos Anti ZP

1 Comentario, y tu qué opinas?:

Caballero ZP 06 febrero, 2010 13:07  

Que estupendo artículo, creo que lo borda haciendo ese paralelismo entre dos temas tan diferentes.
Saludos