Tipos de socialistas

En esta vida que Dios nos ha dado nos encontraremos con muchos socialistas, el honrado (es muy difícil encontrarlo), el corrupto (como López Garrido, Arboleas,...), el mafioso (como los casos de Marbella,...), el inculto (como Pepiño,...), el matón (en este caso Maleni y su "ver a Espe colgada de la catenaria del tren"),... pero el que nos faltaba por ver era éste:

El asesino.
La confesión de Mainar y su ADN permiten condenarle a 20 años por el crimen de Fago
La sentencia dice que sentía "animadversión" hacia el alcalde desde que ganó las elecciones

La Audiencia Provincial de Huesca ha basado la condena de Santiago Mainar por el asesinato del alcalde de Fago, Miguel Grima, en la declaración inculpatoria del guarda forestal, a la que otorgan "valor probatorio pleno", y en el hallazgo de restos biológicos de éste en el coche de la víctima. En la sentencia, el tribunal explica que "la valoración conjunta de ambas pruebas y el hallazgo de restos de disparo de arma de fuego en la mano izquierda del acusado ratifican que Santiago Mainar fue quien dio muerte al alcalde de Fago".
Mainar ha sido condenado a 20 años de prisión por un delito de asesinato, en concurso con un delito de atentado cometido con arma contra un miembro de una corporación local, y otros nueve meses por un delito de tenencia ilícita de armas. Se le prohíbe residir o acudir a Fago durante la condena, más un periodo de diez años, así como aproximarse a menos de 500 metros a la viuda del alcalde y a sus dos hermanas.

Suponemos que no le darán tanta cobertura en los medios nacionales como al caso de Polop donde el principal encausado es el compañero de partido del asesinado, pero ya sabemos de qué pie cojean las televisiones nacionales de este país.

Saludos Anti ZP

1 Comentario, y tu qué opinas?:

Carlos Juan 06 diciembre, 2009 16:40  

La degeneración de la izquierda no es de ahora, recordemos que el líder del PSOE, Pablo Iglesias, se alió con una panda de facinerosos madrileños para implantar su organización. Del PCE, ¡que vamos a decir!.
Por tanto, no es extraña la deriva moral de los mismos y como su influencia en la sociedad española está siendo nefasta.
Un saludo