Rebelión en el Congreso

Así está el país, que un joven de dieciséis años tenga que acudir al Congreso de los Diputados a denunciar la situación política, económica y sindical deja mucho que desear de los políticos españoles.

Previamente, José Bono, el Presidente del Congreso de los Diputados, había ensalzado los valores que nos otorgaba la Constitución, entre ellos, la igualdad y la tolerancia, lo cual no se produjo con Javier Borderías, el joven de dieciséis años al que hacía referencia al inicio de este artículo.
El joven, Javier Borderías, tenía que leer el artículo 28 de la Constitución, dedicado a los sindicatos. En ese momento, denunció que han "renunciado" a ejercer lo que les encomienda la carta magna, la defensa de los trabajadores, y "bailan el agua" a los políticos.

La frase literal que dijo el joven tras leer su artículo fue esta:
"Tengo que añadir que me da pena y vergüenza que los sindicatos no ejerzan este derecho en los tiempos que corren y que se dediquen exclusivamente a bailar el agua al señor presidente y a su Gobierno".
Teresa Cunillera, vicepresidenta del Congreso, se apresuró, visiblemente contrariada, a retirar la palabra al estudiante. "Nunca pensé que tuviera que retirar la palabra en este acto", lamentó antes de pedirle que abandonara la tribuna. Desde el hemiciclo se escucharon aplausos al estudiante.



Bien por este chaval!

Saludos Anti ZP

1 Comentario, y tu qué opinas?:

Barman (PJF) 06 diciembre, 2009 18:22  

Este chaval ha dicho la verdad en toda regla.

Saludos AntiZP

LA TABERNA DEL REY