Reflejo de la CRISIS

Que horror me produce todas las mañanas leer los periódicos mientras desayuno, que tristeza,... siempre hay alguna noticia que refleja, salvajemente, la época por la que estamos atravesando y que este (des)gobierno no hace nada por remediar.

Leo hoy en LasProvincias.
Cada vez más jubilados pierden la casa al no poder pagar el aval hipotecario de sus hijos
Muchos ancianos acuden a Cáritas en busca de ayuda para hacer frente a un alquiler

Esperaban una vejez sin sobresaltos. Con el respaldo de una pensión que, aunque no fuera muy elevada, al menos les permitiera llevar una vida relativamente desahogada en el aspecto económico. Pero dicen que la vida da muchas vueltas... y, a veces, es verdad.
La crisis económica ha sacado a la luz un nuevo fenómeno social muy dramático: pensionistas que pierden sus pisos porque en su día los dieron como aval bancario para que sus hijos pudieran adquirir una vivienda y ahora, al quedarse estos en paro a causa de la crisis y no poder hacer frente a la hipoteca, los bancos les reclaman a ellos las deudas.
«En los últimos meses estamos asistiendo económicamente a muchas personas mayores que están pasándolo muy mal por esta situación y que hasta ahora era impensable que pudieran ser sujetos de la ayuda social», señaló ayer la directora de Cáritas Diocesana en Valencia, Concha Guillén, tras una reunión con la consellera de Bienestar Social, Angélica Such.
El perfil medio suele ser el de una mujer con una pensión de viudedad, ya de por sí muy justa, cuya vivienda la tenía en propiedad. La crisis ha enviado a familias enteras al paro. En muchos casos no pueden hacer frente a la hipoteca y el banco, para cobrar la deuda, recurre al avalista. «Es muy dramático, pero muchas personas mayores se ven obligadas a entregar sus pisos para pagar las deudas de sus hijos», explica Guillén.

Toda una vida trabajando para que al llegar a la vejez te quiten la casa que has pagado con los ahorros de tu vida, por que este (des)gobierno es incapaz de arreglar la lacra del desempleo.

Que tristeza de sociedad.

Saludos Anti ZP

2 Comentarios, y tu qué opinas?:

Caballero ZP 04 noviembre, 2009 13:02  

Mientras el país se hunde ante la inacción del gobierno, los sindicatos se dedican a cenar en el Bulli, restaurante de Ferrán Adrià con lista de espera y con un precio de 300 euros el cubierto. Lo puedes ver en mi blog.
Saludos

Ferran 05 noviembre, 2009 07:50  

¡Hombre!
Hay crisis y crisis.
Crisis económica, ante la situación de penuria que produce la falta de trabajo remunerado, como la que sufre una parte importante del país, y crisis de valores (honradez, decencia, etc.)que es la que disfrutan estos elementos.
¡300 euros cubierto! y hablando de una ayuda de 420 euros a los parados sin derecho a cobro.