Peor imposible

Y no, no me refiero a aquél grupo musical español de los 80's, sino a las previsiones económicas de éste país.

Y, si no, dadle un vistazo a la siguiente noticia publicada en el día de ayer en todos los medios de comunicación.
España, único país grande de la UE que a finales de 2009 seguirá en recesión

España se mantiene en el pelotón de los torpes de la economía Europea. Según las previsiones económicas que presenta este lunes el socialista español Joaquín Almunia, comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, el país que gobierna su correligionario José Luis Rodríguez Zapatero será el único de entre los grandes Estados de la UE que mantenga cifras negativas de crecimiento en el cuarto trimestre de este año. La economía se contraerá un 3,7% este año, según Bruelas.

La crónica de la contracción del producto interior bruto (PIB) español a lo largo de este año será la siguiente, según los cálculos de la Comisión Europea: -1,6%, en el primer trimestre; -1,1%, en el segundo; -0,4%, en el tercero; y -0,2%, en el cuarto. El resultado es que la economía española menguará este año un 3,7%. El pasado mes de mayo, Bruselas vaticinaba una mengua del 3,2%, de manera que el Ejecutivo comunitario vuelve a corregir a peor sus augurios sobre España.

Leer mas>>>

¿Será por ésto que Pedrito Solbes ha picado espuela?

Saludos Anti ZP

5 Comentarios, y tu qué opinas?:

Caballero ZP 15 septiembre, 2009 11:39  

Esto era de esperar con un gobierno que ha negado y escondido lo que pasaba y además para colmo no ha hecho nada excepto incrementar el gasto y la deuda.
Saludos

Legionarius 15 septiembre, 2009 11:48  

Fijaos como salen las ratas del barco.

Un saludo español...

robur 15 septiembre, 2009 17:32  

Que truco más viejo ese de asimilar la subida de impuestos con la solidaridad.
Son previsibles.

Ferran 15 septiembre, 2009 20:19  

El problema no son los que se marchan... Hay que temer a los que se quedan. Acabarán con las pocas reservas y esperanzas que tengamos.

Claudedeu 15 septiembre, 2009 21:24  

Pues que viva España, oye. Otra ronda.