La Comunitat; de nuevo agraviada por ZP

La Comunitat Valenciana es una tierra de contrastes muy acusados.

La mayor parte del año falta agua, y el gobierno de ZP nos la niega; vienen los meses de Septiembre y Octubre y hay inundaciones.

Pero mientras tanto, durante diez meses al año la sequía ahoga nuestros cultivos, maltrata nuestra escasa ganadería y acecha al consumo humano.

Mientras tanto la desalinizadora de Barcelona desperdicia vilmente el agua.
Comunidad Valenciana
La desalinizadora de Barcelona vierte a diario al mar tanta agua potable como consume Alboraya
La planta ha funcionado dos meses sin estar conectada a la red y con los pantanos al 80% de capacidad.

Tanto la Generalitat catalana como el Ministerio de Medio Ambiente han insistido en que la puesta en marcha de la desalinizadora del Prat de Llobregat, junto a Barcelona, supondrá la solución al problema hídrico de la Ciudad Condal y su área metropolitana.
Pero han tenido que pasar dos meses desde su inauguración, el pasado 20 de julio, para que la Agència Catalana de l'Aigua (ACA) la haya conectado a la red de abastecimiento. Mientras, la producción se ha devuelto al mar. La puesta en marcha oficial de la planta reunió a la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, y el president de la Generalitat, José Montilla, en la que ambos defendieron la importancia de la desalinizadora para Barcelona.
Dos millones de litros de agua desalinizada diarios, 120 millones entre julio, agosto y septiembre, se han tirado al Mediterráneo porque la ACA no ha conectado la instalación al sistema que suministra agua potable a Barcelona y su área metropolitana.
Con el agua potable vertida cada día al mar, se podría haber abastecido una ciudad como Alboraya, con cerca de 25.000 habitantes. Los 120 millones son, además, la mitad de los recursos que consume Catarroja o la cantidad prevista para el proyecto de Nou Milen·ni, que prevé la construcción de 12.000 viviendas y para el que la Confederación Hidrográfica del Júcar no ha dado su autorización.
Los 120 millones de litros tirados al Mediterráneo hubieran servido también para abastecer durante seis meses poblaciones del tamaño de Mislata o Burjassot.
La razón para no conectarla a la red, según la Agència, ha sido que los embalses se encontraban prácticamente llenos. No parecía lógico utilizar las aguas de la planta si los pantanos han estado durante el verano al 80% de su capacidad. El último balance sobre el estado de las presas hecho público ayer por el Ministerio de Medio Ambiente indica que las cuencas internas de Cataluña se encuentran al 68%.

Fuente:
LasProvincias
Saludos Anti ZP

1 Comentario, y tu qué opinas?:

Ferran 25 septiembre, 2009 14:11  

No me extraña nada.
¿Alguien sabe qué cantidad de agua vierte el Ebro al mar?
¿Para qué le dejamos que la vierta, para luego sacarla y desalinizarla?
¿Existe algún negocio que desconozcamos en todo esto?
¿Existe alguna Unión Temporal (con vocación de Indefinida) de Intereses?.
¿Seguimos, señores del Gobierno?
Una más.