La opinión de Antonio Alarcó

Cacicada de ZP en Lanzarote

ANTONIO ALARCÓ (*) Prácticamente en la misma semana donde nos hemos enterado que el gorila rojo ha cerrado 38 emisoras en Venezuela que, casualmente, molestaban al gobierno venezolano, Zapatero llega de vacaciones a Canarias y efectúa cacicadas ya olvidadas en esta tierra. Lo que debe ser y es una buena noticia para esta tierra por su repercusión nacional e internacional, se empaña por hechos como estos.

Es una vergüenza que en pleno siglo XXI se practique la Ley en la patada en la puerta de Corcuera y Presidencia de Gobierno haya enviado a dos agentes de la Guardia Civil a chequear la habitación de una enviada especial, acreditada con antelación, del periódico La Provincia, que cubría la noticia del presidente haciendo deporte mientras disfruta de vacaciones en Canarias, concretamente en Lanzarote.

Es también una vergüenza, el hecho de confiscar esas fotos de Zapatero haciendo footing en espacios públicos, algo insólito y que no se justifica en una democracia como la española.

Las quejas de los vecinos próximos a La Mareta, residencia de ZP, son evidentes: ruidos y molestias constantes por la excesiva seguridad. Si a esto le sumamos la falta de sensibilidad en materia de comunicación ante un hecho que se produce en la vía pública, pues desde luego, ZP sigue demostrando poco talante en su paso por Canarias.

El gabinete de Zapatero debería de aprender de la Casa Real Española, una Casa Real que se mezcla con la ciudadanía de las Islas Baleares y conviven en época veraniega sin problema alguno. La seguridad es fundamental, pero la seguridad no tiene nada que ver con sacar fotos y menos si estás, reitero, las hace un periodista acreditado.

Ya lo decía Rajoy. Suben las acciones de la tila. Y es que la evidencia del archivo del caso Gürtel y la metedura de pata de De la Vega en este asunto, a la que gustosamente ZP dejó que fotografiara Vogüe en Moncloa, han puesto muy nervioso a un presidente que no ha querido fotos antes de la reunión con el PSOE Canario el 7 de agosto. Por cierto, reunión incompleta donde muchos no han sido invitados con la evidente queja interna. Una reunión donde Zapatero ha reafirmado la política de oposición de López Aguilar, despreciando los consejos de Saavadrea y Curbelo…

Una pena que Zapatero se reúna en Canarias con la Dirección Socialista, no para hablar de Canarias y de los temas pendientes, sino para hablar de los socialistas canarios. Una lástima que no se haya dicho nada del REF, de la deuda histórica, del déficit en materia de financiación, y de otros muchos temas que siguen sin una respuesta concreta. Decir que se seguirá colaborando desde el Gobierno de la Nación con el Gobierno de Canarias, y a la vez apoyar la oposición, castigada electoralmente y por las encuestas, del PSOE en Canarias, no es decir nada que no supiéramos.

Cuando ZP llegó a Canarias dijo que haría tres cosas: correr, leer a Borges y hacer vida familiar. Lo que no nos contó es que iba a perseguir a fotógrafos en Lanzarote ni que haría sonreír a López Aguilar.

Es una pena que se persiga a un profesional de la comunicación y se cerque de esa manera a alguien que simplemente está trabajando y cubriendo lo que es noticia: la presencia de Zapatero en Canarias.

Desde estas letras quiero mostrar mi solidaridad con el afectado, con el periódico y con toda la sociedad lanzaroteña y canaria que no merece ser noticia por estos actos. Señor presidente, quien le escribe también ha tenido ocasión de veranear en esta hermosa isla y no es asumible que usted y su equipo trate de esta manera a las personas que siguen trabajando.

Creo que la libertad de prensa es un principio fundamental, que sabemos que se viola en otros países, países que por cierto hacen esperar a nuestro Ministro de Exteriores para ser recibido, pero países que tienen un mal modelo de prensa y una inusual falta de respeto por los medios de comunicación. Por cierto, Ministro de Exteriores que es el primero de la historia de cualquier nación que hace una visita a su propio país. Insólito.

No falte usted al respeto de los medios de comunicación canarios, como practica López Aguilar con la política en Canarias. Ni en Canarias hay déficit político, ni hay déficit informativo. Lo que hay que hacer cuando se gobierna es comportarse con normalidad, y no es nada anormal que unos periodistas quieran captar fotos de un presidente haciendo footing.

Sabemos que su gabinete ha pedido las disculpas oportunas, pero el máximo responsable es usted, y esperamos que no se utilice nunca más a la Guardia Civil para chequear una habitación de un periodista. La Guardia Civil debe estar, para otras cosas y ustedes lo saben.
Extraño, como miembro que soy y orgulloso de pertenecer al mismo, que la Asociación de Prensa Canaria no haya hecho ningún tipo de declaración condenando el hecho. Sería deseable emitir un comunicado en positivo, como se debe hacer política, para proteger a los periodistas que cubren lo que es noticia. Y la visita de un Presidente de Gobierno para veranear en Canarias lo es. En el fondo esta cacicada es una continuación de otras que se han practicado pero que no pertenecen al asunto que nos ha traído en esta carta que creo que es oportuna.

* Senador del Partido Popular por la isla de Tenerife, vicepresidente del Cabildo de Tenerife, consejero de Sanidad y Relaciones con la Universidad y vicesecretario del Partido Popular de Tenerife

Fuente: laopinion.es

Qué piensas?