A vueltas con los nacionalismos

No es santo de mi devoción la señora Rosa Díez, pero ayer puso a mas de uno en su lugar, sobre todo al ínclito Tardà.




Como habitante de una región plurilingüista, considero inaceptable la imposición de una u otra lengua.

Yo, gracias a Dios, y a mis padres, hablo mis dos lenguas maternas, y consideraría un ataque a mis derechos fundamentales e inherentes a mi persona que, cualquiera, me prohibiera expresarme en una u otra lengua, o me considerara un ciudadano de segunda categoría por expresarme solo en una de las dos lenguas.

Eso mismo es lo que intentan los partidos naZionalistas (el catalán, vasco y gallego).

El PP lleva años denunciando esta situación.

Ayer, al fin, otro Partido Político secundó la propuesta de los populares.

Esperemos que este sea el inicio del fin de la imposición lingüística.

Por cierto, Zapatero y sus secuaces callados como putas.

Saludos Anti ZP

1 Comentario, y tu qué opinas?:

Anónimo 06 noviembre, 2010 03:02  

A pesar de estar de acuerdo con todo lo que dices creo que te quedas corto en tus calificacione a los nacionalistas yo les diria que son fascistas, totalitario, intransigente y en definitiva se han creido salvapatrias.
Asi empezaron en Yugoeslavia y mira como terminó. SON LOS DELEGADOS DEL DIABLO