Esteban González Pons

He visto pocos, por no decir casi ningún debate completo, pero ayer por la noche, zappineando, caí en TVE y un debate a nosecuantas bandas, con representantes de todos los partidos políticos que tienen escaños en el parlamento.

Por parte del PP estaba Esteban González Pons, candidato por Valencia del PP al Congreso.

Me quedé alucinado(!), no me extraña que la ViceVogue se haya negado a debatir en alguna televisión con él.

Repartió a diestro y siniestro, el representante de ERC (nuestro amigo Cerdá, que mira por donde es de Canals, Valencia) recibió hasta en el DNI español. Estuvo magnífico, sobre todo cuando le dijo, que dejara de hablar de la Comunitat Valenciana (Cerdá se refería a los Paises Catalanes) cuando éste solo se había presentado una vez por Valencia y, de dos millones de votos solo había obtenido mil quinientos.

La decisión de que González Pons fuese el hombre pepé en TVE fue tomada al máximo nivel, al alimón entre Mariano Rajoy y el jefe de campaña Pío García Escudero. Y a la vista de lo ocurrido en el plató número uno de Prado del Rey la designación resultó ser todo un acierto. En un debate en el que el joven pero bien preparado político valenciano tenía mucho que perder pero casi nada que ganar, venció y convenció. Vamos, como suele decirse: se llevó el gato al agua.

Hablar de González Pons como promesa del PP sería una majadería, puesto que es realidad de presente. Pero no lo sería tanto si se mira más allá del 9-M. Pons es un político que a sus cuarenta años ha sido, además de portavoz popular en el Senado, consejero de Cultura, Educación y Deporte, y luego de Vivienda y Medio Ambiente, en la Comunidad Valenciana y portavoz del Gobierno valenciano. Y, por si todo esto fuera poco, ahora es el responsable de frenar en seco en Valencia a la número dos del Gobierno Zapatero, la todo terreno socialista María Teresa Fernández de la Vega, que ha rechazado incluso debatir con él porque --según reconocen en la propia sede socialista valenciana de Blanquerías— "le tiene más miedo que a una tempestad". No es sencillo desde luego cruzar guantes dialécticos con el pepero.

Con pretorianos así, don Mariano puede estar tranquilo, con sus espaldas bien guardadas.

Fuente: ElSemanalDigital

4 Comentarios, y tu qué opinas?:

Anónimo 06 marzo, 2008 16:05  

En algunos momentos Esteban Pons parecia que representaba a un partido de ambito valenciano y no nacional, no me gusto anda cuando dijo que el catalán nunca entrariua en Valencia.

Ademas me parecio demasiado politicamente correcto y no argumneto bien algunos temas.

En el PP hay gente que lo hubiera hecho mejor, por suerte no creo que lo viera mucha gente porquen el candidato socialista estuvo mucho mas convincente

Claudedeu 06 marzo, 2008 17:46  

Esteban Pons estuvo espléndido: al representante de ERC que no sabe ni aplicar los nombres a las CC.AA. lo puso en su sitio y le dejó ver un hecho fundamental, como apunta el anónimo anterior: que el catalán nunca entrará en Valencia mientras ellos estén ahí; es decir, que Valencia estará a salvo del colonianismo pancatalanista -eso que llaman los Países Catalanes- mientras el PP represente al único partido que respete la disposición jurídica de la Comunidad Valenciana. Aparte de eso, argumentó tranquila y llanamente.

Persio 06 marzo, 2008 20:37  

Yo lo vi la semana pasada en un debate a n bandas, como el de anoche, y lo mismo: barrió a los otros. Es buenísimo.

Caballero ZP 07 marzo, 2008 12:34  

Estuvo esplendido digan lo que digan, por eso las criticas.
Saludos