La "treta" de ETA

Lamentablemente, desde que ETA anunció el "alto el fuego", estos eran unos hechos que la gran mayoría sabía que, de un momento a otro, ocurrirían.

Y por qué lo sabíamos? Muy fácil, no somos Rappel ni Aramis, ni tan siquiera Acebes o, muchísimo menos, Paco Porras. Quieres saber por que lo sabíamos?

Atento:

* La "Kale borroka" no ha dejado nunca de actuar, si bien unas veces lo ha hecho con mas crudeza que otra, todos los meses han habido incidentes, quema de cajeros, de contendores, autobuses y algún que otro coche.

* La extosión a empresarios ha sido denunciada sistemáticamente por las patronales vascas de empresarios además de por las víctimas de estas extorsiones.

* Los robos de material "pirotécnico" (goma 2, dinamita,... en fín explosivos) y de armas ha sido continuo. Recientemente se robó en Francia una cantidad considerable de armas.

* Vienen detectándose en Francia y en las Vascongadas movimientos etarras.

Y, ahora, el PP vasco denuncia que los están siguiendo, coincidiendo con la incautación, en una de esas tabernas vascas, de listados con teléfonos y direcciones de ediles vascos y policias municipales.

Para qué los querrían? Para felicitarles las Navidades?
Yo me creo que no.

A ver si abren los ojos de una vez la cúpula socialista, por que teléfonos y direcciones de compañeros suyos (socialistas) también habían.

Nos van a seguir a vendiendo que ETA quiere dejar la lucha armada?
Hasta cuando va a seguir el Gobierno bajándose los pantalones ante ETA y su entorno?
Que condiciones está imponiendo ETA?
Quieren independizarse y llevarse Navarra con ellos?

Preguntas sin respuestas. Pero por que no las quieren dar los socialistas, por que respuestas si que tienen.

Saludos Anti ZP

SE DISPARAN LAS SOSPECHAS AUNQUE NO HAY DATOS OFICIALES.

El PP vasco pide a sus cargos que extremen la vigilancia al detectar seguimientos del entorno etarra.

Algunos concejales y cargos del PP vasco han detectado personalmente, o a través de sus servicios de escolta, "movimientos extraños" que les hacen sospechar que están siendo seguidos por el entorno de ETA. Sobre todo en Álava y en Vizcaya. Lo desvela este miércoles La Razón, que recuerda que "el hallazgo en una herriko taberna de Zarauz de un listado actualizado con direcciones y teléfonos de ediles y policías municipales no ha hecho más que reafirmar los temores y la desconfianza". Aunque en la última reunión el Comité Ejecutivo regional la dirección del partido reconoció carecer de datos oficiales, instó a los populares a "extremar la precaución e incluso a cambiar los itinerarios". El
terrorismo callejero también prosigue su escalada.

(Libertad Digital) La información que desvela este miércoles La Razón llega mientras se siguen sucediendo los episodios de terrorismo callejero y se ha hecho más evidente el rearme de ETA en Francia. Fue precisamente dos días después de trascender esta información cuando el Comité Ejecutivo regional del PP vasco alertó a los populares. Aunque la presidenta del partido, María San Gil, dejó claro en la reunión interna que carecía de datos oficiales, instó a sus compañeros a "extremar la precaución e incluso cambiar los itinerarios".

La preocupación, puntualiza el diario, se ha extendido entre los más directamente afectados, los concejales y cargos vascos, "y no sólo del Partido Popular sino también del PSOE". Y cita a Ramón Jáuregui, al que atribuye "más que reservas sobre la evolución de la tregua", con recelos, "hasta ahora contenidos de puertas para adentro", que "han empezado a rezumar en posicionamientos de dirigentes para nada sospechosos de obstaculizar el proceso".

A ese pesimismo se une que hay escoltas que han detectado posibles vigilancias a sus protegidos en Álava y Vizcaya. La información ya ha llegado a las Fuerzas de Seguridad porque los vigilantes están obligados a trasladar un informe semanal de su actividad a la Policía autónoma vasca o a la Guardia Civil. Según La Razón, "si ha habido algo extraordinario en el ejercicio de su labor de protección, dan cuenta ese mismo día o al siguiente a sus responsables directos". Esto justifica que no haya una denuncia directa ni ante el Ministerio del Interior ni ante la Consejería vasca de Interior, aunque ambos departamentos son conocedores de lo que está ocurriendo.
Las sospechas, prosigue el diario que dirige José Alejandro Vara, están motivadas por "la presencia de personas del entorno etarra, o de conocidos por su vínculos familiares con la banda terrorista, en zonas próximas a los domicilios o lugares de trabajo o que frecuentan los escoltados".


Cita:
Libertad Digital

Qué piensas?